Fue una jornada llena de pequeños detalles que la hicieron especial. Estábamos nerviosos. Yo revisaba la pauta, Carlos Fuentealba (el hombre del video y las fotografías) veía cuál era la mejor posición para poner la cámara. Daly venía en camino con nuestros invitados. ¿Por qué estás nervioso, si ya han hecho como 60 capítulos?, me preguntó Carlos. No sé, le contesté. No lo podía evitar, estaba inquieto. Era cierto, ya teníamos varias horas de radio en el cuerpo, pero los inicios de temporada siempre son complicados. El profesionalismo y perfeccionismo que tenemos con Daly, hace que algunos programas tengan eso que he pensado denominar “bendita tensión”. Tiene que ver con ese gusto porque todo fluya, todo resulte óptimamente y cualquier imprevisto sea solucionado en segundos. Recuerdo esos primeros minutos de tensión en la entrevista a Ava Rocha. Recuerdo cuando se cortó la comunicación por skype con Juan Luis Buñuel. Recuerdo cuando entrevistábamos a Raúl Ruiz y el computador con el cool edit andando y con los cables conectados al mezclador se se apagó. Son cosas que nos hacen sufrir y luego se transforman en anécdotas.

Los invitados han llegado. Bélgica Castro y Alejandro Sieveking están en la radio y “El Mundo Sin Brando” está por empezar. Daly me mira con cara de “todo bien” y nos instalamos en nuestros asientos. Yo hago la partida y tú los presentas, le digo a Daly. Tenemos en frente a dos leyendas del teatro y el cine chileno. A dos personajes importantes para el arte nacional que, aparte, son bastante críticos con las manifestaciones culturales de nuestro país. Sieveking es un señor erudito, que parte con seriedad. Bélgica es amorosa, contesta preciso y genera empatía. Ambos son cinéfilos al igual que nosotros.

La entrevista toma curso, presentamos la primera canción y el programa fluye. Los nervios han pasado. El goce periodístico es tal, que en las pausas seguimos hablando de cine y de teatro. Le digo a Carlos que esto es una lástima, podríamos lanzar al aire hasta esos comentarios. La conversación avanza.

Suena otra canción y estamos terminando uno de los programas más importantes en la historia de “El Mundo Sin Brando”. Hablamos de “Gatos Viejos”, la gran película de Silva y Peirano. Recordamos a Víctor Jara y Raúl Ruiz. Les preguntamos por el concepto de actuación en el cine y el teatro. Nos burlamos de Roberto Benigni. Coincidimos los 4, es un desagradable. Amamos a Robert de Niro.

El programa finaliza, ellos están contentos, nosotros más. Se plantea la idea de tenerlos en un próximo capítulo, ellos se motivan. Nos sacamos una foto. Es una jornada importante. Bélgica Castro y Alejandro Sieveking han estado en “El Mundo Sin Brando”. ¿Cómo se llama esa película de Marlon Brando con Anna Magnani?, me pregunta Alejandro. Piel de Serpiente, le contesto. Me lanzo a decirle que hicimos un capítulo sobre ella, pero él me dice: ¡cuidado!, y me hace un gusto con los dedos. No hay que nombrar a esa víbora, sentencia.

Ese día, el día que Alejandro Sieveking y Bélgica Castro estuvieron en “El Mundo Sin Brando”, supe que la palabra “serpiente” está prohibida en el teatro.

La cuarta temporada de “El Mundo Sin Brando” ha comenzado.

Escuche este capítulo en:

http://www.mixcloud.com/elmundosinbrando/el-mundo-sin-brando-63-1o-capitulo-de-la-4a-temporada/

O en:

http://www.podcaster.cl/2012/05/el-mundo-sin-brando-63/

Post to Twitter