Un pequeño homenaje fotográfico a Karl Malden, un notable actor  que fue relegado a papeles secundarios en su carrera cinematográfica y que comparte pantalla con Marlon Brando en tres notables oportunidades: “Un tranvia llamado deseo”, “Nido de ratas” y la película analizada en este séptimo capítulo de El mundo sin Brando, “El rostro impenetrable”. Todo un record en esta breve y fructífera sociedad, y que sin duda habrá sido un gran amigo de Brando (como una foto lo prueba más abajo), y que como bien se sabe era un hombre que no tenía en muy alta estima a una gran cantidad de sus coestrellas.

“¿Ha visto hombre de nariz grande?” dice el ladrón en busca de venganza, “Río” (Marlon Brando) en “El rostro impenetrable” cuando busca incansablemente (¡pero muy brevemente en tiempo real en pantalla!) a Dad Longworth (Karl Malden), el hombre que lo traicionó y que con esa nariz inconfundible brilló en la pantalla de Hollywood hasta el dos de julio de 2009, cuando fallece.

“Un tranvía llamado deseo” (A streetcar named desire, 1951) de Elia Kazan. Primera colaboración.

Tres fotos superiores: “Nido de ratas” (On the Waterfront, 1954) de Elia Kazan, segunda colaboración.

Tres fotos superiores: última colaboración entre Brando y Malden en “El rostro impenetrable” (One eyed Jacks, 1961) de Marlon Brando.

Adiós Señor Malden, ha sido todo un gusto.


Post to Twitter